jueves, 2 de abril de 2020

CSS ofrece cursos de formación online personalizados para ayudar a los talleres a sacar el máximo provecho a sus herramientas de gestión

Al hilo de la evolución de la crisis del Coronavirus, y en consecuencia con las medidas dictadas por el Gobierno, el equipo de Connection Soft Service (CSS) ha adoptado las necesarias medidas para favorecer el teletrabajo de su equipo garantizando que todo el abanico de herramientas de gestión de taller en la nube de la compañía sigue plenamente operativo. De este modo, los clientes pueden seguir beneficiándose en su operativa diaria de las funcionalidades de las soluciones de gestión de taller en la nube de CSS, así como de su hotline técnica y de los servicios de asesoría de sus expertos a través de los canales habituales. 



Además, y para ayudar a los clientes a mejorar el uso de sus herramientas de gestión, CSS ha programado una oferta de cursos de formación online personalizados con los que ayudar al taller a explotar al máximo las funcionalidades de los distintos módulos de su software de gestión, aprender a sacar el máximo rendimiento a las últimas novedades incorporadas y descubrir cómo integrar en el flujo diario del taller buenos consejos de gestión empresarial de forma sencilla y muy práctica.

viernes, 27 de marzo de 2020

¿Pueden abrir los talleres durante el estado de alarma?

Tras decretarse en España el estado de alarma el pasado 14 de marzo para combatir la pandemia del coronavirus, uno de los puntos que más dudas generó entre los profesionales del sector fue si los talleres -y los distribuidores que les proveen de recambio y materiales- podrían abrir o no. Puesto que no se impedía la circulación de vehículos (eso sí, para realizar únicamente las actividades permitidas en el RD) y las gasolineras permanecerían abiertas, ¿Por qué no habrían seguir dando servicio los talleres para mantenimiento y reparaciones? Repasamos la evolución de la normativa que avala la apertura de los talleres bajo del Estado de Alarma.

Paulatinamente, la normativa publicada en los últimos días ha ido restringiendo la actividad del país. La primera, o de las primeras Comunidades Autónomas en hacerlo, fue la de Madrid con la ORDEN 367/2020, de 13 de marzo, de la Consejería de Sanidad, por la que se adoptan medidas preventivas de salud pública en la Comunidad de Madrid como consecuencia de la situación y evolución del coronavirus (COVID-19).

Un día más tarde, llegaría el RD 463/2020 que declaraba el Estado de Alarma y la duda generalizada sobre si talleres y recambiadas podrían abrir sus puertas. Incertidumbre, sobre todo, porque el texto no contenía una mención expresa a los talleres mecánicos como establecimientos cuya apertura al público se permitiría en determinadas condiciones. 

La interpretación de la norma, y consulta a las autoridades pertinetes, por parte de las asociaciones sectoriales no se hizo esperar. Patronales que entendieron desde el primer momento que los talleres podrían desempeñar su actividad, entre otras cosas, para poder atender las necesidades de los vehículos autorizados para la circulación (cuerpos y fuerzas de seguridad, sanitarios, transporte...) o terminar trabajos pendientes. Sobre la mesa, no obstante, la incertidumbre de si los clientes podrían acceder al taller; si el suministro de recambios se vería interrumpido o dificultado y cómo garantizar las medidas de protección necesarias, al hilo de los dictados del RD y el sentido común, para los empleados de aquellos talleres que voluntariamente quisieran abrir.